Archivo de la etiqueta: España

Ir, ¡Vamos!

Celebrábamos ayer a San Felipe Neri. ¡Qué Apóstol de la juventud y la infancia! Con que sencillez y alegría supo trasmitir a cuantos le rodeaban que nuestro destino final es la Patria que esperamos en el Cielo.

Esta visión preclara de nuestra meta nos debe hacer afrontar con alegría y entusiasmo cualquier circunstancia que el devenir de nuestras vidas nos suponga.

¡Siempre alegres, siempre audaces!

Afrontar en nuestros tiempos el desafío de confesarnos católicos, allá donde vayamos, allá donde estemos, allá donde nos hagamos presentes, no debe comportarnos dificultad alguna. ¡Cristo está con nosotros! ¡El Espíritu Santo nos ilumina! ¡Y nuestro Padre Dios nos espera!

¿Qué dirán, de nuestras vergüenzas, miedos y pusilinamidades, aquellos que eran echados junto a sus hijos y ancianos a las fieras del circo para ser devorados? ¿Aquellos que hoy cada día entregan sus vidas en testimonio de la fe bajo la oscura opresion criminal del fundamentalismo Islámico?

Nos encontramos en la encrucijada de nuestro tiempo. No es hora de seguir mirando lo que otros hacen o pueden hacer. Es hora de levantar la voz y ofrecer nuestras vidas y nuestro aliento.

Cerca de un 40% de nuestros compatriotas electores se han quedado en casa sin bajar a las urna a papeletear. Siguiendo los sondeos resulta que el 32% de los electores, los cuales no han votado,  se declaran abiertamente católicos.

Nuestra patria merece un social-catolicismo que proyecte por encima de todo la luz de Cristo en la Paz y la Justicia que nuestra nación España, espera y merece.

Es Cristo el que reina. ¿Quién eres tú, quién soy yo para desdecirlo?

 

cerroangelescristo

 

De parte de D. Pío Moa

Clarificar el pasado tiene mucha más importancia actual de lo que la gente cree.  En el artículo  “¿Por qué mienten?”, Julián Marías exponía dos ideas clave contra la  esa “mentira profesional” centrada en nuestra historia, sobre todo la reciente: “Con diversos pretextos, hay gentes dedicadas a lo que llamo la“calumnia de España“. Ningún pretexto me parece aceptable para ello; no sólo en nombre de España, sino, todavía antes, en nombre de la verdad”. Y  “No se abrirá de verdad el horizonte de España mientras no haya una decisión de establecer el imperio de la veracidad”.  

Estas frases están escritas hace dieciocho años y siguen siendo actuales, porque el imperio de la falsedad y la calumnia a España  no solo no ha cedido, sino que ha dado grandes pasos adelante, hasta institucionalizarse en una ley grotesca. Ello se debe, fundamentalmente, a que la derecha ha decidido colaborar en el proceso, primero por omisión y luego sumándose a la acción demoledora. El “Himalaya de falsedades” no ha tenido entonces más contención que las investigaciones de unos pocos francotiradores sometidos a un hostigamiento y silenciamento permanentes.  Actitud muy reveladora, pues la verdad absoluta nunca se alcanza, y progresar hacia ella exige el debate, rehuido sistemáticamente por los profesionales de la tergiversación.

Mucha gente no entiende la frase de Marías sobre la necesidad de abrir el horizonte de España restableciendo la verdad sobre el pasado. Por elcontrario, se busca, como el PP, “mirar al futuro” desde la falsificación de la historia. Y se adopta una postura de desprecio moral sobre nuestros antepasados, culpables, al parecer, de infinidad de errores y horrores. Pero, con todos sus errores y aciertos, maldades y bondades, son nuestros antepasados,  nosotros no somos mejores que ellos, aunque podamos aprender de sus fallos, y la postura de severo juez ético sobre nuestros padres y abuelos solo revela la ridícula vanidad, la profunda estupidez de quienes se creen tales jueces. Todas las generaciones hacen historia, y si pretenden hacerla sobre la distorsión de la anterior a ellas, harán una historia de decadencia, corrupción y miseria moral. Algo muy perceptible hoy.

  Por ello, cualquier iniciativa que se oponga a “la calumnia de España” no en nombre dela patriotería sino de la verdad, merece el estímulo y apoyo de  “cuantos respetan la verdad  y sienten la necesidad de defenderla”, que siguen siendo seguramente bastantes pero que, por desmoralización o pasividad no se hacen muy presentes. Una de esas iniciativas es precisamente “Cita con la Historia”, emprendida con muy escasos medios y en una radio de pequeña cobertura. Es un pequeño David enfrentado al Goliat de la fraudulenta “memoria histórica” y la “calumnia de España”.

 

(El texto original en http://www.gaceta.es/pio-moa/rescatar-historia-yabrir-horizonte-espana-27042015-0858)

Visita también http://www.piomoa.es/

http://citaconlahistoria.es/