Cozarín y Betsaida!!!

Vanidad de vanidades, sin Dios todo es vanidad, nada nuevo hay bajo el sol.

Sin embargo, la conciencia de sabernos trascendentales no sólamente nos aporta una profunda esperanza sino que además nos proyecta a una patria donde en verdad y plenitud se alcanzará toda justicia, a través del camino de la Divina Misericordia, sí, pero toda justicia.

Piensa el malvado que Dios no existe, que su pecado quedará siempre escondido, que no tendrá que pagar jamás por sus culpas.

Frente a esta enorme inconsciencia e irresponsabilidad, Jesús nos presenta la parábola del rico Epulón.

Nuestra fe y esperanza deben dotarnos de una enorme y severa responsabilidad frente al pecado en el que nos hayamos inmersos y las almas que pudieran salvarse y se pierden por tantas y tantas limitaciones que consciente o inconscientemente nos imponemos.

Ay de tí, Cozarín, Ay de tí, Betsaida! advertía el Señor.  Sodoma y Gomorra se levantarán el día del juicio y declararán contra ellas. ¿Entonces? Podemos imaginar los crímenes de Sodoma y Gomorra, ¿hay alguno de los que hoy como sociedad nos veamos libres? Recordamos los milagros de Jesús en Galilea, ¿acaso no son mucho mayores y abundantes los que se dan en todo lugar y tiempo en nuestra Iglesía?

¡Quizás la paciencia de Dios se ve sostenida por aquellos que en Sodoma no llegaban a diez!

Urge oponerse al mal. Urge tomar conciencia de que no hacer el bien es un mal en sí mismo, que no oponerse a mal es participar en él. Urge un modelo esperanzador y renovado que a la luz del Evangelio y de la Doctrina fielmente trasmitida por la Iglesia ofrezca a las nuevas generaciones un modelo de convivencia que, opuesto a la depravación que hoy se nos impone, tenga como metas la justicia y la paz sólo alcanzables bajo el divino espíritu de la verdad.

No se entiende España…

No se entiende España sin Cataluña, pero tampoco se entiende Cataluña sin España. Los separatistas catalanes, minoría antipática y resentida donde las haya, deberían buscar, más bien inventar al estilo euskalduno, un nombre para esa entidad nacional que pretenden, porque Cataluña fuera de España no es Cataluña.

Esta realidad  condiciona sumamente la posibilidad de una España sin Cataluña, tanto, que no es posible. Cataluña siempre formará parte de España porque España es esa unidad de destino a la que siempre perteneció y en la que fueron constituídas ambas: Cataluña  como región, junto a tantas, España como unidad de aquellas. Y esta es la historia señores, y si algunos se empeñan en quebrarla, otros se empeñarán en recomponerla.

Aunque no sirva de alivio, debemos recordar que el egoísmo de unos pocos que manipulan y utilizan los sentimientos y desesperaciones de otros no es de ahora. Se preguntaba Ramiro de Maeztu allá por el año 1934: ¿Por qué, diréis, nos habla España de unificación de la Hispanidad cuando los hijos de España desgarran su propia unidad?

Y así tendremos que esperar el resurgir de España, quizás primero en nuestras conciencias tan domesticadas en unos casos, amedrentadas o inmunizadas en otros. Como decía Maeztu “resurgirá España porque las fuerzas latentes de su espíritu, los valores que cien generaciones cristianas han depositado en el fondo del alma nacional, vencerån la resistencia de esta costra de escorias que la oprimen, y saldrá otra vez a la superficie de la vida social el oro puro de nuestra alma añeja, la del catolicismo a machamartillo, la del sentido de jerarquía, más arraigado en España que en ninguna otra nación del mundo, la de los nobles ideales, la que ha cristalizado en obras e instituciones que nos pusieron a la cabeza de Europa.”

Y esta visión clara de Maeztu viene avalada, mejor garantizada, por la promesa del reinado predilecto de Cristo sobre nuestra Patria, y aquella de nuestra amada Madre, la del Pilar, de que España sería siempre tierra de María, de forma que España no dejarå nunca de ser esa unidad en la que fue constituída con predilección divina.

IMG_20150726_102104

Ha llegado la hora….

Santiago Apóstol:  ¡Patrón de las Españas!

Que día más propicio para la clausura de la I Escuela de Verano unioncatolica.com.

Cerca de 50 católicos, ávidos de verdad, hemos participado, a lo largo de estos tres días, en un espacio de profundización en la verdad a la que nos enfrentamos en estos nuestros días. Y es que llamamos a las cosas por su nombre; al pan pan y al vino vino reza el dicho español.

La realidad del islam, históricamente agresor y anticristiano; el fondo y las consecuencias de la impositiva ideología de género que, de todas todas, degrada la dignidad del ser humano y pervierte la conciencia de nuestros jóvenes y niños; han sido presentados con claridad, sin prejuicios y libres de coacciones. Se ha expuesto, razonado, documentado, interrogado y debatido sobre estas realidades que envuelven ya la vida cotidiana de todos.

Una conclusión ineludible: ha llegado la hora de presentar nuestra fe clara y abiertamente en oposición a las ideologías intolerantes que política y violentamente se imponen a nuestra sociedad histórica y tradicionalmente católica.

Ha sido sólo un paso, eso sí, al frente, el primero de un largo camino.

image1-1024x765

Hoy clausuramo este encuentro maravilloso, dando grancias a Dios por las bondades recibidas, en la celebración de la Santa Misa celebrada bajo el Rito Tradicional. Finalmente agasajaremos a los ponentes, que tanto bien nos han hecho y tanto nos han dado, en un almuerzo fraternal abierto a todos aquellos que con nosotros deseen compartir.

¡Cristo Reina!

¿Conoces el islam?

Ayer en el Hotel Escuela de Santa Cruz vivimos una experiencia de comunicación impresionante en un ambiente católico joven abierto y participativo hablando de la ideología de genero. Hoy promete ser tanto o más intenso, si cabe, que ayer. Hoy a las17 00 horas se reanuda la Escuela de verano: ¿conoces el islam? Ven y participa la formación te hará libre, bienvenidos a todos y animaos a asistir.

 

image

 

 

A todos los cristianos que viven “ricamente”: ¡ estamos en guerra!

Mañana comienza la Escuela de Verano organizada por Unión Católica http://blog.unioncatolica.com/?page_id=456 . Cuenta con ponentes de los de sin pelos en la lengua, entre los que además de los locales voy a destacar a Luis María Sandoval, historiador y Presidente de la Escuela Española de Estudios Políticos. Todavía quedan unas pocas plazas disponibles. El mundo islámico está en pie de guerra, armados y pertrechados, y muchos otros grupos de presión, lobbies, luchando por sus “derechos”. Nosotros solemos decir “que Dios nos coja confesados”, y sí, confesados pero no sentados, dormidos y atolondrados. Los animo a todos a que se incriban pues realmente es de lo que merece la pena, es justo y necesario.

A todos los bautizados y confirmados: ” ¿ no sabeis que sois templo de Dios y que el Espíritu Santo habita en vosotros?”, repite San Pablo con frecuencia ( I Cor 3,16). Un día de Pentecostés, Pío XI iluminado por el Espíritu Santo, concibió la Acción Católica. Pensaba en una movilización universal del laicado prolongando la jerarquía. Alguien entonces dijo: “qué gran general si tuviese soldados”. El decreto Apostolicam actuositatem del Concilio Vaticano II exige de los laicos “un apostolado más amplio y mucho más intenso”.

El Papa Francisco ha dicho recientemente que estamos en la 3ª guerra mundial ( http://m.euronews.com/es/307487/ ). En muchos países nuestros hermanos cristianos se encientran ante este dilema: apostasía o martirio. En occidente la mayoría ha apostatado directamente, y en general sin darse ni cuenta. Yo no sé si es la tercera, la sexta o la última, pero ciertamente ¡estamos en guerra!

http://foro.unioncatolica.com/viewtopic.php?f=7&t=33