Archivo de la categoría: VIDA

Estimada Olga!

logoull

 

 

Estimada Olga:

Me animo a dirigirte estas palabras después de haber recibido la noticia de que no has logrado el Rectorado de la Universidad de La Laguna al que optabas frente a D. Antonio Martinón.

A pesar de  ser estudiante  en este año de la ULL y tener dos hijos cursando diferentes estudios en ella, no tenia el gusto de  saber de tí hasta que a mis oídos llegaron las noticias de las elecciones universitarias para la elección de Rector.

Mis múltiples responsabilidades no me dejaron mucho tiempo para interesarme especialmente por las diferentes candidaturas y los distintos proyectos que de ellas pudieran llevarse a cabo. Por medio de una profesional universitaria de la ULL y hablando de este tema, pareció entenderse que entre las diferentes candidaturas sólo tu manifestabas, aunque solo en el ámbito privado, una profesión católica y adhesión a la moral y doctrina de la Iglesia.

Tengo claro que este planteamiento va contracorriente, pero los estudiantes católicos y los miembros de la ULL católicos seguro desearían ver reflejados los principios de moral y costumbres cristianos en el gobierno y administración de la ULL.

Cuando pregunté a mi hija por la campaña y por la información que de los candidatos llegaba a los estudiantes, me comentó que entre los estudiantes de la facultad de filología parecías como candidata de opción política afín a “Podemos”. Eso me dejó sorprendido, no por la opción en sí, sino por la desinformación completa de los estudiantes.

Algo debemos cambiar Olga. Si no sentimos el orgullo de la profesión de fe de nuestros mayores, si no ponemos por delante nuestros valores y fundamentos cristianos, quizás al final nos encontramos con lo que nos merecemos.

Hay algún sindicato estudiantil universitario que está siendo perseguido, difamado y atropellado en la ULL por su clara adhesión católica. Estos, que son nuestros hijos, orgullosos de la fe de sus padres que ellos libremente profesan, no encuentran el apoyo de profesores y catedráticos, salvo excepciones, que les apoyen y fortalezcan con el ejemplo sus convicciones. No porque no los haya, pues la amplia mayoría del profesorado y alumnado en otros ámbitos se confiesa libremente católico, sino porque parece que la Universidad tiene ese prejuicio izquierdista que amedrenta y acobarda a la amplia mayoría tan perseguida y atropellada en historia.

Lamento personalmente que no seas la nueva rectora pero espero que el nuevo rector, al cual no tengo el gusto de conocer, sea Rector de todos.

Este católico, hijo de católicos, padre de católicos, hermano de católicos, nieto de católicos, y amigo de todos los que lo son de la Verdad, te desea la mejor de las dichas.

 

 

CULTURA DE LA MUERTE

Me sorprende enormemente no tener enemigos declarados. Supongo que estaré dando, y no voluntariamente, todos los pasos pertinentes para granjearmelos, aunque sean encubiertos. Sin embargo es mi intención amarlos, en este pretendidamente incendiario manifiesto. No quiero que nadie sienta mi dedo acusador sobre si, me siento yo mas bien con todos en el banquillo de los acusados: cuántas cosas estaré haciendo, cuántas cosas no habré hecho, para el estado de cosas que estamos ahora viviendo, y las que progresivamente iremos viendo los que no estemos del todo definitivamente ciegos.

El término “cultura” de la muerte (CM), acuñado por el Papa Juan Pablo II en su encíclica El Evangelio de la Vida en 1995, se refiere a una mentalidad, a una manera de ver al ser humano y al mundo, que fomenta la destrucción de la vida humana más débil e inocente por parte de los más fuertes y poderosos, de los que tienen voz y voto.

Este ignorante, este palurdo, este memo que soy yo, les ruega y les suplica que me saquen del error: pido cifras, pido datos, aritmética demostración, que me libre de este enredo, pido máxima discusión ( difusión). Mis anteriores escritos no tuvieron respuesta ¿ es que no tengo salvación?.

http://foro.unioncatolica.com/viewtopic.php?f=7&t=12

VIDA

Jesucristo se presenta a sí mismo como el camino, la verdad y la vida. La claridad de sus palabras no puede sino interpelar a todos aquellos que, con sincero corazón, buscan en la verdad el sentido verdadero y último de la existencia.

Entonces…, qué nos ha ocurrido…?  Hemos perdido la sinceridad de nuestros corazones,  decimos ser seguidores de Jesús pero vivimos envueltos en la mentira, afirmamos creer y defender la vida pero somos cómplices de la muerte.

400 millones de niños eliminados. Jamás nadie pudo imaginar tal horror. 4 millones cada año solo en Europa, cerca de 10000 cada mes en nuestra nación; 8 peques, sangre de nuestra Tierra Canaria, que no han tenido la oportunidad de ver la luz, de lanzar su llanto como único medio de defensa son masacrados cada día laborable en la funesta, terrible e ignominiosa clínica de la muerte en Tacoronte.

Y nuestro silencio se hace cómplice de la abominación; y nuestro voto nos convierte en coautores del mayor genocidio jamás narrado; y tu comodidad y miedo y la mía nos convierten en colaboradores necesarios, por omisión, de tantos crímenes, de tanta sangre derramada que clama al cielo como la de Abel.

Aceptamos la falacia y la mentira. Somos prisioneros de una sociedad que paga nuestro silencio e inactividad con sobreabundancia de bienes y servicios, y nos regala multitud de razones para permanecer impasibles mientras se descuartizan y trituran los cuerpecitos de nuestros más pequeños hermanos, a los que les negamos hasta la gracia del bautismo.

Mirarlo…miralo…

_screenshot5_bd0dfbc6

Tiene 10 semanas, la inmensa mayoría de los abortos no se realizan antes de este tiempo. Es un ser humano, es tu hermano y el mío. ¿Ves sus manitas, sus piececitos, sus ojitos, su corazóncito que lucha por la vida? Todo quedara destrozado, triturado y vertido en un cubo de basura; mañana otros ocho, ahí al lado, en Tacoronte; y tú y yo continuaremos subiéndonos a nuestros coches, desayunandonos con las prisas para llegar al trabajo, con ese silencio encubridor, con esa indiferencia de  cómpliplices necesarios. El lunes otros ocho.

Es imperiosa la necesidad de afrontar esta verdad y seguir el único camino posible: no callar, clamar a tiempo y a destiempo, negar nuestro voto a quien tiene en su mano luchar por leyes justas, aunar nuestros esfuerzos para crear proyectos y más proyectos que acojan a madres e hijos.

No los matéis, por el amor de Dios, no los mateis; yo estoy dispuesto a hacerme cargo de ellos, y tú?

 

Pornografia

dile_no_a_la_pornografia

 

Acabo de asistir a la conferencia que nos ha brindado mi estimada catedrática. Ha expuesto de manera clara y sistematizada la realidad social cruda y degradante, que el consumo y la “normalización” de la pornografía supone en las sociedades mal nominadas como desarrolladas.

La pornografía degrada el valor y estima humanos, pervierte la conciencia del que la consume y reduce a mero objeto a aquellos que se prestan a protagonizarla.

La pornografía, nos ha trasmitido Adelia, se inserta en las conciencias de nuestros más pequeños infantes desde edades cada vez más tempranas; escandalosamente real es el dato que nos confirma que ya hay niñ@s que desde los 8 años reconozcan haberla consumido de algún modo, a través de internet, revistas o películas.

Hoy la imagen de Dios impresa en cada ser humano es despreciada hasta el extremo de ser normal entre nuestros jóvenes el trato “amigable” con expresiones tales como: guarra, perra, me la vas a chupar, perrea, etc;  y el desprecio absoluto hasta la ridiculizaciòn de valores tan altos y profundos como la castidad, fidelidad, virginidad. Ya se ha traspasado la concepción de la sexualidad como un mero instrumento de placer, para destrozar la moral y autoestima del ser humano obligándole a aceptar la perversión y la degradación sexual como algo propio y normal de la realización existencial.

Nuevos mártires

martires_cristianos

Hermanos ¡ alegrémonos!. La Iglesia verdadera se llena de nuevos mártires. Su sangre recién vertida fertilizará nuevos pastos. El fenómeno no es nuevo, ya lleva unos cuantos años, en los que el número supera con grandes creces los de los primeros cristianos, aunque hasta ahora no nos hayamos enterado porque no hayamos querido o porque más bien se ha silenciado. ¿ cuántos son? no lo sé, lo he buscado: unos dicen que cien mil, otros que mil quinientos cada año. Las cifras son elevadísimas, y no lo olvidemos, nuestros hermanos, por defender aquello que nosotros decimos que profesamos y por lo que estamos tan ufanos. Muchísimos más mueren “sin motivo”, por ellos mismos, o por la falta de caridad humana. En todos hemos de ver a Cristo, pero especialísimamente en estos elegidos, bendecidos en su martirio.

Hermanos ¡ preparémonos!. Mientras ellos mueren nosotros andamos de paisano, como si no pasara nada o aún lo sintiéramos muy lejano. No lloremos por ellos, oremos con ellos para que nuestro Padre nos llene de su Espíritu. Lo reconozco, siento miedo. El pasado domingo, en la celebración en la Catedral me preguntaba ¿ si ahora nos asaltasen que con escopetas y nos dijesen: que salgan los que no sean cristianos…cuántos nos hubiésemos quedado?… y lo más importante ¿ me hubiese yo quedado?.

Se me hace difícil hablar en estos términos. Se tiende a destacar más la barbarie humana. Parece más bien diabólico. Pero lo que nos interesa señalar es la grandeza de la redención de Cristo; cómo estos nuevos mártires han sabido quedarse con la perla y han dejado la hojalata.

Espero que meditemos que realmente sin Él no somos nada, mientras con él todo lo podemos. Que su sangre caiga sobre nosotros y nos limpie de nuestras miserias, que no nos quede nada.