ABOMINABLE

Por las autopistas principales de nuestra preciosa isla, Tenerife, pueden contemplarse grandes carteles publicitarios de una empresa, no cualquiera. No es del Loro Parque, tan emblemático, ni de un restaurante, ni de un político cualquiera a la caza del voto del incauto circulante; no era una oferta de electrodomesticos, ni de esos centros comerciales tan elegantes que se quedan con nuestros dineros antes de que un gallo cante… No, era más fuerte que eso, algo para mí impactante: se trataba de un adivino, de una empresa sonriente que se limpia los dientes para mordernos el cuello sin que se monte revuelo, como si cayeran del cielo. Esto no es nada nuevo, eran las brujas de antaño, aunque ya parezca que no hagan daño. Nos ha acostumbrado la tele con cadenas dedicadas, de las que si fueran de retrete deberíamos tirar sin recelos. Hace unos años en esas cadenas y a cualquier hora reinaba la pornografía; ahora han encontrado un negocio al parecer más rentable. No me importa que se lleven los dineros, sino las almas burladas, de estos que creen que no pasa nada por hacer pactos de sangre, o que ni siquiera saben que los hacen. Los pecados de la carne quizá a todos nos pasen, pero el que peca contra el Espíritu más dificilmente podrá superarlo. Dicho de otra manera, aunque el catecismo no haga distinción entre pecados más o menos graves, sino entre pecados veniales y mortales, la adivinación atenta contra el primer mandamiento, contra el Amor en persona.

http://foro.unioncatolica.com/viewtopic.php?f=6&t=10

2 pensamientos en “ABOMINABLE”

  1. Es el fruto de la ignorancia. Y mira el diario de avisos o el Día y veras cuantos se anuncian diariamente, y las televisiones locales. Incomprensiblemente cuesta admitir la verdad histórica de Cristo, pero que facilmente se deposita la confianza en aquello que a todas todas solo puede procurar nuestro mal material y espiritual.

Deja un comentario