El huevo de la gallina

Hoy una cuestión, que considero de suma importancia, se ha asumido, en la práctica pastoral y docente, como conciliable con la doctrina católica y se enseña en distintas cátedras y centros de formación católica en sus distintos niveles[1].

Estoy hablando de la realidad histórica de nuestros primeros padres, Adán y Eva, y a las consecuencias que a nivel teológico y doctrinal se derivan principalmente en la doctrina sobre el pecado original y por consecuencia de toda la economía salvífica incluido el misterio de la encarnación y redención, que algunos no solo ponen en duda sino que desbaratan la tradicional y sana interpretación enseñando que Adán y Eva son términos que tan solo se refieren a un número mayor e indeterminado de parejas de seres humanos de la era moderna de los cuales todo el género humano procederíamos, o en su caso que Adán se refiere tan solo a la humanidad en su complejo e indeterminado origen [2].

Esta tesitura se apoya, injustificadamente, en aquellas teorías científicas llamadas “poligenistas” las cuales, aun en contra de muchos indicadores científicos, afirman, de una forma u otra, la necesidad de múltiples parejas de “homos” en una comunidad primogénita o de diversas comunidades de las cuales el género humano actual procedería. Decimos injustificadamente, primero porque aquellas teorías poligenistas no son más que teorías y opiniones que cambian y se adaptan a cada momento según los descubrimientos paleontológicos, que por escasos, se van hallando y que, más bien apuntan, por necesidad cromosomáticas y registros paleontológicos, a un individuo varón original y un individuo hembra original, es decir, a una pareja singular y precisa de la cual el género humano tal y como lo conocemos en la actualidad se haya desarrollado y multiplicado en la última etapa de nuestra historia.

Por otro lado es injustificado apelar a la teoría y opinión científica allá donde ésta no puede llegar y, cuanto más, supeditar la doctrina revelada a la misma teoría científica siendo que el objeto mismo de la ciencia jamás podrá declarar sobre lo que es exclusivo objeto de la fe y la teología; esto es, la identificación de los primeros seres humanos como aquellos primeros individuos que responderían a la cristiana antropología de espíritu encarnado, es decir, a la identificación del primer ser  humano como aquel a quien Dios creó directamente y sin mediación en su realidad espiritual, esto es el alma, y al cual formó del mismo “polvo de la tierra”[3], esto es su realidad corporal.

Hoy parece que la verdad y la misma ciencia se apoyan y fundamentan en la opinión generalizada o predominante. Pero ni el ser humano fue apareciendo poco a poco de distinta forma y manera a lo largo de la historia, evolucionando y adaptándose al medio (los registros fósiles no dicen eso, sino que aparecen al norte de Kenia y a través de la historia se expande desde Asia Menor hacia Europa), ni a los monos se les cayó el pelo al mismo tiempo.

Hoy escuchamos a personajes relevantes asegurar que sin duda alguna hay vida en otros planetas, mintiendo u omitiendo los datos y estudios científicos serios que presentan la singularidad que supone nuestra existencia y las grandes dificultades de encontrar otro planeta similar a nuestra actual Tierra.

Quizás hay un interés extremo de despojarnos de la dignidad que supone considerarnos imagen y semejanza de Dios. Hijos de Dios llamados a una divinidad que alcanzaremos en la inmortal eternidad que esperamos.

Quizás algunos poderosos ganaran algo si nos llegan a convencer de que no somos más que piedras a las que fruto de la casualidad de los tiempos les han surgido brazos y piernas y cierta capacidad intelectiva; monos evolucionados que seguramente tendrán el valor que la eficacia de su evolución les pueda proporcionar.

El eterno dilema entre el huevo de la gallina. No cabe duda que primero fue el huevo, una gallina no es gallina si no nace de un huevo. Igual ocurre con las especies. Lo que caracteriza a una especie es su capacidad de reproducirse con los miembros de su misma especie. Si de una cierta especie (Astrolopitecus) nace un miembro de otra especie (Homo), no ha habido evolución, sino transformación. Y esta transformación es la que posiblemente nos presenta la alegoría del barro y la costilla del Génesis.

No hay miedo alguno para aquellos que buscamos la Verdad y creemos en el Dios de la Verdad y la Vida. La Verdad no puede ser contradecida. La Ciencia (mayúscula) forma parte de la Verdad, no es toda la Verdad pero forma parte de ella, y es el vehículo maravilloso y expectacular de descubrir los dedos amoroso de ese Dios que nos ha llamado a la existencia.

………………………………………………………….

[1] Esta cuestión no es nueva, pero parece que de hecho se agrava con el tiempo. Así lo denunciaba ya en 1993 Juan Pablo II en la Carta Encíclica Fides et Ratio 4.3: “Particularmente hay que destacar la discrepancia entre la respuesta tradicional de la Iglesia y algunas posiciones teológicas –difundidas incluso en Seminarios y Facultades teológicas- sobre cuestiones de máxima importancia para la Iglesia y la vida de fe de los cristianos, así como para la misma convivencia humana.”

[2] “Muchos piensan que, a la luz de la historia de la evolución, no habría ya lugar para la doctrina de un primer pecado, que después se difundiría en toda la historia de la humanidad. , en consecuencia, también la cuestión de la Redención y del Redentor perdería su fundamento.” S.S. Benedicto XVI, Audiencia General, 3 de Diciembre de 2008. “El pecado original en la enseñanza de San Pablo.”

[3] Esta expresión es sacada directamente del libro del Génesis. En Gen 2,7 se diferencia claramente dos acciones divinas que convierten al primer hombre en ser vivo: una, la insuflación del aliento de vida donde reconocemos la acción directa y personal de Dios en la creación del alma humana; otra la modelación del hombre del polvo del suelo, en la cual bien entendemos que el hombre ha sido formado mediante un proceso (modelado) que no es ajeno a la misma tierra de la cual toda la naturaleza de nuestro planeta procede. El hombre es modelado y creado en el mismo origen terrenal que se anticipaba en Gen 1, 24 para el resto de seres vivos “produzca la tierra seres vivientes”, no es extraño a la naturaleza terrenal, no procede en su realidad material de otra realidad ajena o diferente al planeta Tierra. El texto de Gen 3,19 es esclarecedor a este respecto: “hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste sacado”.

29 pensamientos en “El huevo de la gallina”

  1. ¿Como llegamos a existir?
    Nadie sabe a ciencia cierta el como fue, depende de tus creencias puedes creer ya sea en Adán y Eva o en la teoría de la evolución empezando por los monos.
    Yo soy de las que cree en ésta última pero no por eso significa que crea en todo lo dicho por la ciencia, ni que no crea en un Dios.

  2. No creo que seamos muy parecidos a los monos, pero algo nos parecemos, también creo que al igual eramos monos y estábamos subidos a árboles, para evitar que los animales que estaban en el suelo no nos mataran y una vez que estos animales no estaban y posiblemente se acabaron los alimentos de los árboles, decidieron bajar para obtener estos alimentos y poco a poco fuimos evolucionando.

  3. Ciertamente hay mucha discrepancia entre la Religión y la Ciencia que de alguna manera se complementan entre sí. “La verdad se descubre mediante pruebas contundentes que nos muestren algo” eso es lo que diría cualquier persona que quiere justificar su manera salvaje de comportarse. La Religión dice de una manera u otra que Dios mando a la tierra a Adán y Eva para que guíen a los seres humanos a una vida mejor. Sin embargo la Ciencia contradice todo sobre lo que la iglesia cree, dando lugar al origen de la evolución, los animales (Astrolopitecus) y vida en otros planetas, que claro, es algo que aun no esta comprobado.
    Pero según pasa el tiempo los humanos dejamos atrás todo lo relacionado a Dios porque las pruebas son mas fuertes que un mero dicho de algunas personas. Sin embargo Dios nos da una oportunidad de confiar en alguien, que nos escucha, además la Religión también tiene cosa que son ciertas y eso es algo no se debe cambiar, aun habiendo pruebas, también esta el hecho de que hay personas que odian a los humanos que Dios hizo con tanto Amor y Trabajo, de manera que esas personas intentan buscar la verdad atravéz de la Ciencia ( Los Ricos, Políticos,etc).

  4. En lo personal considero que todo aquello que sirva para mejorar siempre estaria bien. El tema aqui en cuestion tiene muchas directrices, desde morales, espirituales, economicas y politicas. Creo que en lo referente a celulas madre y a conocer el genoma humano puedes erradicar enfermedades desde las mas simples como la gripe… hasta la esquizofrenia o el sida.
    El problema seria cuando el mismo ser humano enloquece y se cree Dios.

  5. Si los investigadores han estudiado durante tanto tiempo y han descubierto que venimos de los simios algo de razón tiene que haber en esa ciencia. Pienso que notros no siempre hemos sido tal y como nos vemos ahora, por lo que hemos sufrido algún tipo de evolución o transformación. Si provenimos del simio o no , sea como sea de algo tuvo que venir ese simio o ese humano de algo se tuvo que crear. Para mi esa es la verdadera pregunta, no solo de donde venimos nosotros si no de donde viene el resto de las cosas.

  6. Me parece muy mal en la película lo que le hacen a lo monos pero también entiendo que hay que hacer ciertas cosas para que la población humana evolucione. El hecho de cabe la posibilidad de que hayamos venido de los monos es tanto posible como no, nadie sabe como llegamos a existir pero para lograr algo hay que tener fe y seguir intentando. me parece increíble que a César el mono por muchos experimentos que le hayan hecho al final sabe cual es su sitio.

  7. Yo,sinceramente no creo que provengamos de “Adán y Eva”,pero la teoría de que provenimos de los monos tampoco me parece muy realista,pero ante las 2,me parece mas razonable que vengamos de los monos que de Adán y Eva. Cada uno se guiara según su creencia,pero hasta que no se pueda demostrar de donde provenimos realmente creeré en la teoría de la evolución

  8. pues yo opino que por muchas creencias y religiones que hayan,
    lo unico que se puede hacer ante las teorias de nuestro origen
    es tener fe, puesto que cada una de ellas tiene sus fallos y sus cosas no-creíbles, y ninguna de ellas se puede demostrar

  9. Supongo que todo esto es un poco cuestión de fe… Partiendo de la idea de la Costilla del Génesis es verdad que es solo lo que nos cuenta un libro pues es más creíble que la teoría de la ciencia. En mi opinión no creo que nuestros antepasados se transformasen simplemente creo que evolucionaron desde distintos puntos de la tierra hasta llegar a la actual persona pero entonces… ¿De dónde salieron el resto de seres humanos? Eso es aún un misterio sin resolver… Los seres humanos no nacen de una forma de ser biológica, se van construyendo y deconstruyendo con el tiempo,es inútil ampararse en una forma de ser biológica.
    El huevo y la gallina,bueno ¿Quién lo sabe con certeza? ¿Los científicos? Eso es un error demasiado extendido.

  10. A ciencia cierta todo lo que dice el Génesis y la historia de Adán y Eva y la Evolución no me la llego a creer del todo…
    En todo caso creo que cada uno tiene sus propias creencias y han de ser respetadas.
    Pero nadie sabe con certeza que fue lo que ocurrió realmente , cada uno tiene su forma de ver la teoría de la Evolución.

  11. Nunca vamos a saber de donde procedemos, es algo que no tiene explicacion.
    Tambien depende de la creencia de cada uno.
    Algunos piensas que venimos de los monos , pero de ¿donde salen los monos?.
    Otros creen que todo empiezo por la religion “la costilla del genesis”, no creo se posible que pueden hacer a otro ser humano con media costilla tuya.
    Tambien dicen que venimos por pequeñas microparticulas que se van uniendo y llegaron a formar algo.

    Sinceramente nunca vamos a saber de donde venimos.

  12. ¿Cómo existimos nosotros entonces?
    Nunca lo sabemos, ni hasta la ciencia. Siempre nos han dicho que somos por así decirlos “hijos´´ de Adán y Eva o si que salimos de los simios….. También, ¿Cómo pueden decir que hay vida en otros planetas, si dicen que dios creo la Tierra? ¿Cómo salió ese primer huevo ya que una gallina no es gallina si no nace de un huevo? Hay muchas preguntas y dudas sin resolver. ¿Alguna vez encontraremos la respuesta a todo esto? Esperemos que si.

  13. Todo se basa en una cuestión de creencias,tanto como si crees en el libro del Génesis como si crees en la teoría de la evolución nadie lo sabe con total certeza.
    Lo que si está claro es que el huevo vino antes que la gallina,pero entonces…¿de dónde procede el huevo?

  14. Bueno , yo creo que esta claro que no venimos del barro , tampoco doy por sentado que vengamos de los “homos” .
    Una solución para ambos casos podría ser que Dios creó al mono y del mono vengamos nosotros . En algunos momentos cuando observo un tipo de actos determinados pienso : Dicen que venimos del mono, pero estos ciertos individuos no han evolucionado aún .
    Sea cual sea el origen no esta claro aún y hasta el día que halla se descubierto y demostrada no se podrá saber cual es el origen a ciencia cierta.
    ¿ Por qué ansiamos tanto saber de donde venimos ? y con esta pregunta abierta finalizo mi comentario.

  15. Tomarse el Génesis como un libro que se puede seguir a pies juntillas es un error , puesto que es un libro alegórico que intenta explicarles a las gentes de la época el origen del ser humano , Claramente tendrá algún componente cierto , pero la mayor parte de lo que aparece en el son metáforas que ayudarían al entendimiento de este mismo .
    Claramente la evolución no es un proceso que dure una o dos generaciones sino que puede abarcar varios miles de años , por lo tanto afirmar que de un astrolopitecus puede salir un ser del genero homo es erróneo puesto que seguramente haya varios eslabones perdidos y no un salto evolutivo como dice la ciencia .

    1. Cuando contemplo el cielo,
      obra de tus dedos,
      la luna y las estrellas que has creado,
      ¿qué es el hombre para que te acuerdes de él,
      el ser humano, para darle poder?
       
      Lo hiciste poco inferior a los ángeles,
      lo coronaste de gloria y dignidad,
      le diste el mando sobre las obras de tus manos,
      todo lo sometiste bajo sus pies.

      Esto se escribio hace casi 3000 años. Forma parte de la Biblia, del libro de los Salmos

  16. El libro del Génesis básicamente nos cuenta una historia bastante anticuada del inicio de la humanidad. Sería más creíble si todavía viviéramos en el tiempo que se llegó a conocer por primera vez que Adán y Eva fueron nuestros primeros padres, pero ya no es completamente aceptable, estamos en el siglo XXI donde la ciencia toma el poder de casi todas las incógnitas del universo. La biología nos quiere persuadir de que hemos sufrido una mutación genética que a dado lugar a la especie humana, podríamos decir que es una teoría muy lógica y sea la solución al enigma de el inicio de nuestra era.

  17. Se plantea la cuestión o el dilema del origen del hombre.
    Desde el punto de vista de la religión y la Fe, los primeros seres humanos eran Adán y Eva y el hombre fue hecho a imagen y semejanza de Dios, lo cual supone un gran privilegio y la posibilidad de alcanzar la vida eterna.
    Pero desde la perspectiva de la ciencia, se hace hincapié en la teoría de la evolución de las especies de Darwin. Según esto el hombre proviene del mono y ha evolucionado para adaptarse al entorno hasta convertirse en el ser humamo actual, aunque se da la circunstancia de que hay un eslabón perdido en esta evolución .
    Pero me pregunto, ¿por qué no pueden ser compatibles en este sentido Fe y ciencia? Hay una teoría llamada Diseño Inteligente, según la cual todo lo que existe con su perfección y complejidad no es fruto del azar o la casualidad pues todo responde a unos patrones, pero esto no excluye que con el tiempo todo lo creado puede también sufrir una evolución natural.
    Otros más temerarios creen en la posibilidad de una manipulación genética en algún momento de la evolución y que dio lugar al hombre actual.

  18. La ciencia discrepa totalmente con la religión en cuanto a este tema. La iglesia afirma que procedemos de Adán y Eva y la ciencia lo contradice, exponiendo su idea sobre la evolución de los simios. Yo estoy de acuerdo con la ciencia ya que es algo mas lógico la evolución de un simio con nosotros, pero, en realidad nunca sabremos con certeza de donde procedemos, solo tendremos respuesta a esta pregunta, según la creencia de cada persona, por lo que, todos tendremos distintas opiniones.

  19. El ser humano dudo mucho que haya aparecido mágicamente cómo fruto de la creación de un dios, no me considero un gran seguidor de las religiones, pero tampoco un ateo.
    El ser humano dudo mucho que haya sido desarrollado del mono en si, pero si de una especie similar a la del animal que con el paso del tiempo, se ha desarrollado a grandes pasos superando a los del mono.

  20. La ciencia nos enseñan, por decirlo de alguna manera, la parte realista de la historia de la creación. Según como lo miremos podemos tirar para un lado o para otro. En mi caso me decanto por la parte que nos enseña la Iglesia. Tengo fe en que Dios creo a nuestros primeros padres: Adán y Eva.

  21. Siempre me han dicho que Dios nos ha creado, y yo creo que esto puede ser así, pero al oír ciertas teorías que la ciencia presenta, me hace dudar, pero tampoco creer en ellas al cien por cien, ya que son teorías, y como tal significa que no se han podido demostrar todavía. Seguro que la especie humana ha evolucionado y seguirá evolucionando, pero eso no quiere decir que hayamos venido del mono, por mucho que podamos parecernos a ellos en algunos aspectos.

Deja un comentario