Bajo el dominio de Satanás!

Como no morir de dolor al ver tanta gente querida viviendo alejada de Cristo y la Iglesia.

La Fe y la Doctrina no es una broma. El combate con el maligno y la perdición de las almas no es ninguna broma.

En la audiencia del Miércoles de Ceniza del año 1977, el Papa Plablo VI de feliz memoria, advertía de la verdad a la que nos enfrentamos, de la verdad a la que el mundo se enfrenta, y clarividentemente aludía a lo que hoy vivimos por causa de nuestro mal combate:

Denunciaba el Papa en tal audiencia el “dominio del diablo sobre la Tierra y sobre los mismos hombres, dominados, tentados y arruinados por el espíritu del mal”.

No comprendo cómo ante la advertencia y exhortación clara de la Iglesia siempre los más deciden avenirse con el enemigo, en este caso el mundo. El Papa advertía de la existencia de este otro mundo, que tantas veces nos negamos contemplan, “otro mundo que no es tan bello, sino que, más bien y al contrario de aquel cristiano, es el de la humanidad que rechaza, se revela y se separa de Dios, dando lugar a la proliferación del laicismo, del secularismo, del anticlericalismo y del ateísmo,” males tales que claramente vivimos hoy cada vez con mayor intensidad.

En este mundo hoy vive hoy esta  “humanidad que dice: no quiero saber de Cristo ni de Dios.”

“Este es el mundo -añadía el Papa- llamado nada menos, que el reino del príncipe de este mundo, ¿quién es el príncipe de este mundo?, el diablo”, – aclaraba Pablo VI.-

Hoy estas expresiones provocan la risa y el desprecio, incluso de aquellos que tanto alaban a Pablo VI por su reforma postconciliar. Pero el Papa afirmaba taxativamente que “el mundo está bajo el dominio de una potencia grande e indefinida, pero operativa: el espíritu de satanás, que trabaja en la humanidad, la cual rechaza el tener a Dios junto a ella.”  

Y subrayaba Pablo VI que “estamos viviendo precisamente en este mundo en un ambiente contaminado por el mal, del que tenemos que inmunizarnos” y oponernos a él con “un carácter de combate, de milicia”.

Pues ahí es donde queremos situarnos, en el carácter y carisma de combate y milicia católica. Colocados al lado de Cristo bajo los criterios cristianos del Evangelio, el Magisterio y Tradición. Estos son los miembros, amigos y simpatizantes de Unión Católica: Soldados de Cristo, fieles al maestro y a la Iglesia, aun a precio de nuestra sangre.

2 pensamientos en “Bajo el dominio de Satanás!”

Deja un comentario