Género masculino, femenino y neutro

Ya en  16-3-2010 escribí esto que copio de nuevo.  Ha pasado 5 años y no me equivoqué mucho en “mis previsiones”

“La perspectiva de género y el feminismo radical, como ya se ha comentado en este blog, parten de premisas falsas y llegan, por lo tanto, a conclusiones también falsas, pero muy impactantes e influyentes. Defienden a capa y espada que el genero es una categoría cargada de contenido social, y han generado una tremenda confusión entre la asunción de roles sexuales y el sexo (característica determinada biológicamente).

Ya saben los lectores de este post mi opinión: las personas tenemos sexo, pero no género. Por mis trabajos (no publicados) en psicología en relación a los roles sexuales, me tachan de neo-sexista. Y es que yo defiendo la existencia de dos sexos que manifiestan características de personalidad de acuerdo con la psicología diferencial. Es decir, que como seres humanos, hombres y mujeres tenemos unos rasgos de personalidad, en gran medida determinandos bilógicamente, pero las puntuaciones que en ellos obtenemos y la combinación de todos ellos, hace que cada ser humano, hombre o mujer, sea distinto a los demás.

Ahora bien, los hombres, como gran grupo, parecen ser más agresivos, asertivos, dominantes y autoritarios que las mujeres. Y las mujeres, como gran grupo, aparecen como más emoticionales, más orientadas a la crianza y más honestas. Por supuesto, dentro de cada gran grupo hay muchas diferencias.

Pues bien, esas características de personalidad fueron asociadas a roles sexuales durante la década de los 70 del siglo XX por Sandra Bem. De esa forma, se equiparó la dominancia a lo masculino y la crianza a lo femenino. Bem estableció así cuatro posibles grupos de personas: MASCULINOS si asumían las características masculinas, FEMENINOS si asumían las características femininas, ANDRÓGINOS si asumían ambos tipos de características e INDIFERENCIADOS si no asumían ninguna.

Múltiples trabajos apuntan a una mayor adaptación psicológica en los andrónginos, seguido de masculinos y femeninos, y con peor ajuste los indiferenciados.

Después de este largo prólogo, voy a exponer mi planteamiento para este post: si el género, como dice la perspectiva de género es una cuestión social, entonces no debería tenerse en cuenta para nada el sexo. Sin embargo, la confusión tan enorme a la que están llevando a las personas legas (aquellas no expertas en este tema concreto) produce casos tan extrafalarios como los siguientes:

– una mujer biológica pero hombre psicológico da a luz una niña. Es Thomas Beatie (EN NOVIEMBRE DE 2014, Thomas Beatie QUE ERA Amber Nicholas Y QUE HABÍA TENIDO TRES EMBARAZOS A TÉRMINO, FUE ACUSADO POR SU MUJER DE VIOLENCIA. ¿Será violencia de género o doméstica, o…….? Os dejo un video

– la transexualidad no se considera una enfermedad, pero las operaciones de cambio de género deben realizarse gratuitamente (la diabetes sí es una enfermedad, pero la transexualidad no)

– un hombre biológico que se considere mujer psicológica, aun sin hacerse una operación de cambio de sexo, puede modificar sus datos personales en el registro civil e inscribirse como mujer (y lo mismo para el caso de mujer biológica pero hombre psicológico).

– y el colmo de los colmos que ha sido hoy noticia: un hombre biológico pero mujer psicológica, se cambia de sexo, y como tampoco se identifica con ese nuevo “cuerpo biológico”, las autoridades australianas decicen crear un nuevo género: NEUTRO. Es el caso de Norrie May-Welby.

Es decir: el desacuerdo entre el sexo biológico y lo que un individuo tiene en la cabeza no es considerado enfermedad, y para ser políticamente correcto nos inventamos un nuevo género neutro. Esta persona “neutra” más bien, sin tener desde luego ninguna información, puede ser considerada como un individuo que tiene un trastorno de personalidad y de identidad, pero como incluye sus genitales, entonces ya no es una enfermedad. Más bien parece un INDIFERENCIADO en términos de Sandra Bem.

¿Cuánto se juegan a que dentro de nada tenemos también personas con género hermafrodita, y no será una enfermedad? Apuesten, que seguro lo pierden. Pero solo se llegará a ese nueto tipo de género si un andrógino además desea tener pene y vagina, una mama femenina y una masculina. Al tiempo.

2 pensamientos en “Género masculino, femenino y neutro”

  1. ¿ En lugar de tanto ministerio y consejeros de “igualdad” no tendría mucho más sentido crear un ministerio “de la familia”? ¿ cuál es la base de la sociedad, quienes son los miembros más frágiles, más indefensos, que menos pueden hacer lo que quieren?

Deja un comentario