La llamada a la acción.

Frente a que somos llamados?

Frente a que cabe la defensa ?

Frente al Estado Liberal, Estado Social.
Frente al laicismo y el Islam, confesionalidad.
Frente a la ideología de género, Derecho Natural.
Frente al modernismo y relativismo imperante, Evangelio de la Vida.

Así reza nuestra proclamala, llamada que nace hoy en lo mås profundo de nuestras conciencias.
¡Católicos! ¡Discípulos de Cristo! ¡Llamados a dar testimonio fiel de nuestra fe! ¡Llamados a trabajar por el bien común en todas las esferas sociales!
Hoy más que nunca es exigencia de nuestra fe dar la cara por nuestra doctrina y tradición en toda esfera social, especialmente en la política. Ofreciendo desde la luz del Evangelio y del Magisterio Político y Social de la Iglesia, un modelo de sociedad cristificada en la que el hombre, todo hombre, pueda alcanzar la verdadera realización de su dignidad humana, desde la verdadera libertad y respeto a toda opción por el bien común.
Esa es la llamada que hoy sentimos en nuestros corazones anunciar a Cristo como único Camino, Verdad y Vida. Sin que ello suponga coacción alguna frente a la libre opción personal de cada individuo. Pero con la firmeza de que todo mal debe ser rechazado, que todo atentado contra la dignidad del ser humano, de todo ser humano, debe ser combatida, con la convicción contundente de que la libertad sólo es verdadera cuando se desenvuelve y desarrolla en opciones de bienestar, bondad, generosidad y misericordia; que el mal individual y social, moral, económico o ideológico, no es una realización de la libertad sino una perversión de la misma.

descarga